NextLevel Law P.C

PLEASE NOTE: NextLevel Law, P.C. by Daniel R. Hernandez, Esq. remains open and available to serve you during the COVID-19 crisis. We are offering our clients the ability to meet with us via telephone or video conference. Please call our office to discuss your options.

PLEASE NOTE: NextLevel Law, P.C. by Daniel R. Hernandez, Esq. remains open and available to serve you during the COVID-19 crisis. We are offering our clients the ability to meet with us via telephone or video conference. Please call our office to discuss your options.

5 Maneras de superar conflictos de crianza compartida

On Behalf of | Dec 15, 2021 | Custodia de Menores, Divorcio |

Aun hoy, muchas personas creen que un divorcio traerá resultados negativos para los chicos. Sin embargo, las consecuencias de un divorcio podrán ser negativas o positivas dependiendo de cómo se enfrente la situación a futuro, y de cómo la situación era con anterioridad. Si la relación cuando ambos padres convivían suponía constantes enfrentamientos, una separación y co-crianza de los hijos puede ser una solución mucho más beneficial y sana.

La co-crianza (enlace en inglés), crianza compartida o crianza en conjunto, es la experiencia de criar niños cuando los padres están separados o divorciados.

Estas son algunas tácticas (enlace en inglés) que podrán ayudarle a resolver conflictos de crianza con el otro progenitor:

  • Comunicación y sus medios: Es importante que ustedes como padres elijan un medio de comunicación específicamente dedicado a temas parentales. Pueden ser correos electrónicos, mensajes de voz o llamadas en un día y horario específico. No solo es importante la comunicación (enlace en inglés) entre padres, sino también con los hijos. Muchos padres pueden pensar que mantener a los niños fuera del asunto es una buena forma de protegerlos. Sin embargo, esconder aspectos del divorcio puede terminar impactando de manera negativa en un niño. Dependiendo de la edad del menor, tener una charla honesta puede ser una mejor manera de ayudar al menor a entender y superar el cambio.
  • Reglas: Mantener rutinas y la mayor normalidad posible dentro de la nueva normalidad es esencial. Una buena forma de hacerlo es teniendo reglas consistentes en ambas casas. Los niños pueden quejarse de las reglas, pero necesitan tener una estructura en asuntos como horarios de comidas, de sueño o tareas del hogar. Lo predecible crea seguridad en los niños.
  • Apoyo de otros miembros de la familia: Determine qué rol cumplirán otros familiares como tíos y abuelos y cuánto tiempo pasarán con los chicos mientras estén a cargo de cada padre.
  • Focalizar en sus fortalezas: Trate de enfocarse en los aspectos positivos de su expareja como padre. Especialmente, hable en positivo de estos en frente de los chicos. De esta manera, sus hijos apreciarán también esas virtudes de su expareja.
  • Aceptar las dificultades: No es noticia que un divorcio traerá desafíos. La razón de fondo en cada cambio en sus hábitos de paternidad no es que su ex así lo quiera, sino porque sus hijos lo necesitan.

Los chicos pueden con frecuencia poner reglas y límites a pruebas para obtener algo de un padre que normalmente no obtendrían. Esto hace especialmente importante que exista un plan común entre ambos padres.

Buscar la asistencia de un psicólogo y un abogado también puede ser beneficial. Estos profesionales podrán orientarle en cómo diagramar su nueva vida. Siempre recuerde que los estudios indican que cooperar y también apoyar a su ex termina siendo beneficial para su hijo o hija. Y no solo es lo mejor para sus hijos, sino también para los padres. En definitiva, todos los miembros de la familia se beneficiarán de cómo una co-crianza cooperativa les ayudará a adaptarse y ajustarse a su nueva realidad.